La bandera del Cusco y su controversia

Es fundamental comprender y reconocer la distinción entre la bandera del Cusco y la bandera del orgullo LGBTQ+ ya que ambas representan diferentes identidades y luchas. Aquí explorarás la importancia de distinguir entre dos símbolos específicos y cómo su reconocimiento adecuado contribuye a la promoción de la diversidad y la inclusión en nuestra sociedad globalizada. Estos símbolos no solo representan la historia y la herencia de comunidades específicas, sino que también reflejan sus valores, creencias y luchas.

Cada símbolo tiene un significado profundo y personal para quienes lo portan, y su conocimiento es esencial para promover la tolerancia y la comprensión entre diferentes culturas y grupos de identidad.

1. Símbolo y estandarte Inca

Los incas, al igual que muchas otras culturas precolombinas en América, no tenían una bandera en el sentido moderno de la palabra. Las sociedades prehispánicas, incluidos los incas, tenían sistemas complejos de comunicación visual y simbología.

María Rostworowski menciona que no existieron banderas sino estandartes y que utilizaban una variedad de símbolos visuales para representar su autoridad y su identidad como imperio. Esto incluía emblemas, estandartes y símbolos textiles que se utilizaban en ceremonias, rituales y batallas para identificar unidades militares o representar la autoridad real.

La noción de una bandera como la conocemos hoy en día surgió en otro contexto y lugar, más tarde esta se aplicaría con la llegada de los españoles en la historia con el desarrollo de los estados-nación modernos.

2. Origen de la bandera del cusco

La bandera del Cusco tiene una historia muy contemporánea que ha ganado popularidad como un símbolo cultural y de identidad entre la población cusqueña.

La bandera del Tahuantinsuyo fue creada en 1973 a través de un concurso convocado por la Radio Tahuantinsuyo del Cusco. La radio buscaba establecer un símbolo representativo para la ciudad, conectándola con su historia e identidad incaica. El 9 de junio de 1978 el alcalde Gilberto Muñiz Caparó la instauro oficialmente como la bandera del Cusco. La bandera resultante fue elegida como el emblema oficial y esta compuesta por siete franjas horizontales de igual tamaño y de colores diferentes que representan los siete colores del arcoíris.

La bandera ha sido adoptada como un símbolo de orgullo cultural por parte de la población cusqueña y se utiliza en diversas ocasiones, como celebraciones cívicas, festividades regionales y protestas sociales.

2.1 Importancia para la población cusqueña

La bandera de siete colores tiene una gran importancia en la cultura popular de la región del Cusco. Su creación se nace de la necesidad de un símbolo que los represente e identifique a su población. A su vez su uso en eventos culturales, festividades y actividades turísticas ayuda a promover el turismo en la región, atrayendo a visitantes interesados en explorar la historia y la cultura cusqueña.

Al igual que la bandera LGBT+, la bandera de siete colores del Cusco representa la diversidad, en este caso, la diversidad cultural y natural de la región.

3. Origen de la bandera LGBTQ+

La bandera LGBT, también conocida como la bandera del arcoíris fue creada por Gilbert Baker, un activista gay y artista estadounidense en 25 de junio de 1978. Fue diseñada para representar la diversidad y la inclusión de la comunidad LGBTQ+ (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero y Queer).

La bandera original diseñada por Baker tiene ocho franjas de colores diferentes, cada una con un significado específico:rojo (vida), naranja (salud), amarillo (luz solar), verde (naturaleza), azul (serenidad) y violeta (espíritu). Estos colores representan a la comunidad LGBTQ+.

Baker quería diseñar un símbolo que representara la diversidad y la inclusión de la comunidad, así como un sentido de esperanza y positividad. Por eso, eligió el arcoíris como inspiración, ya que es un fenómeno natural que es colorido, hermoso y universalmente reconocible.

3.1 Importancia para la comunidad LGBT+

La bandera de colores actúa como un símbolo visible de la presencia y la lucha por los derechos de la comunidad. Ayuda a visibilizar las realidades y las luchas de las personas LGBT+ en todo el mundo, incluso en lugares donde la comunidad enfrenta discriminación y persecución.

La bandera LGBT+ es un símbolo de solidaridad y apoyo para las personas dentro y fuera de la comunidad. Al exhibir la bandera, las personas muestran su apoyo a la igualdad de derechos y la aceptación de todas las orientaciones sexuales e identidades de género.

4. ¿Cómo diferenciarlos?

La bandera del Cusco y la bandera LGBT+ tienen diseños similares; sin embargo, existen detalles que las hace fácilmente distinguibles entre sí.

  • En el caso de la bandera del Cusco, es conocida por sus siete franjas horizontales de igual tamaño y colores vibrantes. Estas franjas suelen ser en el orden siguiente: rojo, naranja, amarillo, verde, celeste, azul oscuro y morado. Es un símbolo de la identidad cultural y la historia de la región del Cusco en Perú. Además que a partir del 2021 a esta bandera se le agrego el escudo de Echenique.
  • Por otro lado, la bandera LGBT, también conocida como la bandera del arcoíris, tiene seis franjas verticales y su diseño consiste generalmente en seis franjas de colores: rojo, naranja, amarillo, verde, azul claro y violeta. Aunque a lo largo del tiempo ha habido variaciones en el número y orden de las franjas, este diseño básico es ampliamente reconocido como el símbolo de la comunidad LGBT.

Entonces, para diferenciarlas, simplemente observa el diseño y los colores: la bandera del Cusco tiene siete franjas horizontales y la bandera LGBT tiene seis franjas verticales y colores distintos.

4.1 La importancia de diferenciarlos

Es importante diferenciar la bandera del Cusco de la bandera LGBT por varias razones una de ellas posible que haya confusiones si no se distinguen correctamente.

  • Reconocerlas y respetar las diferencias entre ambas banderas ayuda a evitar malentendidos y a mostrar consideración hacia las comunidades a las que representan.
  • Cada bandera tiene un significado único y representa diferentes aspectos de la identidad y la cultura. Diferenciarlas permite comprender mejor el contexto en el que se utilizan y valorar su importancia para las comunidades a las que representan.
  • Reconocer y respetar tanto la bandera del Cusco como la bandera LGBT es parte de fomentar un ambiente de inclusión y respeto hacia la diversidad cultural y de identidad sexual. Mostrar sensibilidad hacia ambas comunidades contribuye a construir una sociedad más inclusiva y tolerante.
Tours ¡Gratis! en Perú

Reserva ahora nuestros free tours conducidos por guías profesionales, autorizados y expertos en Free tour Cusco, Free tour Lima y Free tour Arequipa, reservar es gratis.